El papa Francisco llama a los católicos a proteger la creación.

Por primera vez en la historia, en una de sus últimas declaraciones, el papa habló sobre el Tiempo de la Creación, una celebración anual de oración y acción por el medio ambiente que festejan cristianos de todo el mundo desde inicios de septiembre hasta principios de octubre. 

Y del 20 al 27 de septiembre, católicos de todo el mundo participarán en más de 150 movilizaciones climáticas para hacer oír el pedido urgente de justicia climática, encabezado por la generación de Laudato si’, una red internacional de jóvenes líderes católicos.

En las Filipinas, una universidad católica está organizando una movilización por el clima en Freedom Park, en la ciudad de Davao, donde se protegen los discursos políticos. Toman como base una movilización que se realizó a principios de mes en la ciudad de Quezon, en la que el arzobispo de Manila y miles de católicos marcharon por las calles para mostrar su apoyo a acciones urgentes respecto al cambio climático.

Grupo de personas rezando en las Filipinas

Miles se reúnen para la Marcha por la Creación en las Filipinas el 1.º de septiembre de 2019. Créditos de la imagen: Movimiento Católico Mundial por el Clima

En Port Harcourt, Nigeria, iglesias católicas de toda la ciudad se unirán a la movilización. Ubicado cerca de la costa, Port Harcourt es vulnerable a las inundaciones que ocurren con el aumento del nivel del mar. Las compañías petrolíferas de la zona tienen un largo historial de contaminación medioambiental, y muchos residentes han visto de primera mano la destrucción medioambiental provocada por la extracción de combustibles fósiles.

Los clérigos católicos en Latinoamérica también están respondiendo al llamado a movilizarse. El padre Roberto Jaramillo, presidente de los jesuitas de Latinoamérica, señaló: “Quisiera instar a cada uno de ustedes a difundir este llamado urgente a implementar soluciones ante la emergencia climática (…) Nos unimos [el 20 de septiembre] con acciones concretas que exigen (…) medidas reales para la protección y la defensa de nuestra casa común”.

Estas acciones están en consonancia con lo que el mismo papa Francisco dijo: “¡Quiero que la Iglesia salga a la calle! ¡Les pido en nombre de Dios que defendamos a la Madre Tierra!”.

 

Usa tu poder: únete a la movilización del 20 al 27 de septiembre

 

por el Movimiento Católico Mundial por el Clima